El siguiente paso de la ortodoncia: retenedores dentales

6 minutos de lectura
Retenedores dentales
Enrique Molina – Paciente Marlon Becerra

El uso de retenedores dentales es la última etapa de la ortodoncia. Su aplicación garantiza resultados duraderos, ya que sirven para acostumbrar a tus dientes a su nueva línea dental.

Nadie puede saltar o evitar este paso y, si piensas en hacerlo, perderás todo el tiempo y dinero invertidos. Solo con los retenedores dentales podrás mantener los hermosos resultados de la ortodoncia, luego de retirar los brackets.

Sabemos que puede preocuparte que los retenedores dentales no te permitirán lucir tus dientes, finalmente. Pero no pienses en eso, porque su uso continuo no es eterno.

¿Qué son los retenedores dentales en la ortodoncia?

Los retenedores dentales son aparatos personalizados que se colocan tras retirar los brackets. Los más comunes están fabricados en una base de acrílico con alambres de metal que cubren la parte externa de los dientes. 

La función de los retenedores dentales es ayudar a mantener las piezas dentales en su nueva posición. Es decir, retener el alineamiento dental conseguido con los brackets. 

Muchos resultados de ortodoncia se han perdido por descuidar el uso de los retenedores. Por eso se recomienda llevarlos las 24 horas al día los primeros 6 meses, (retirándolos solo para comer y limpiarlos); y, después de ese período, solo por las noches.

Aprende sobre los mitos y verdades del tiempo de uso de la ortodoncia viendo el siguiente vídeo:

Si quieres más información sobre los tratamientos de ortodoncia te recomendamos leer: “¿Qué tipos de brackets existen y cuál es el mejor para ti?”. 

¿Por qué debes usar retenedores después de un tratamiento de ortodoncia?

Son cientos los casos de personas que han retomado el uso de brackets por no usar correctamente los retenedores. Pasa principalmente porque no cumplen al pie de la letra las indicaciones de uso que les deja su ortodoncista.

Los tratamientos de ortodoncia tienen 3 etapas: el estudio previo, la fase activa y la retención. Lo que quiere decir que, al retirar los brackets no ha culminado el proceso, solo es el fin de un período y todavía hay que continuar. 

Cuando se despegan las piezas metálicas y se detiene la acción mecánica de los alambres, los dientes intentarán volver a su posición inicial. Esto ocurre porque los huesos, músculos y encías se están adaptando a su nueva posición. 

Entonces, el trabajo de los retenedores dentales es evitar que se pierda el trabajo realizado con la ortodoncia.

Si deseas más información sobre el tiempo de uso de los retenedores, puedes contactarnos en cualquiera de las sedes a nivel nacional de la Odontología de Marlon Becerra.

Tipos de retenedores de ortodoncia 

La ortodoncia es una disciplina que está en constante renovación. Siempre buscando alternativas para que los pacientes puedan sentirse cómodos mientras se realizan sus tratamientos.

Por eso, cuando comiences tu etapa de retención, según tu caso y necesidades estéticas, el dentista te recomendará cualquiera de los siguientes retenedores dentales:

Retenedor de Arco Continuo

Es un aparato removible de resina acrílica con ganchos de sujeción y un arco vestibular de acero inoxidable. Se usa como medio de contención, para evitar movimientos dentarios, al terminar la ortodoncia con brackets.

Los diseños del arco y los ganchos dependerán del dentista. Igualmente, el odontólogo determinará si es necesario agregar algún aditamento extra, como rejas linguales, resortes, etc.

Fijos 

Son retenedores que se adhieren a la parte posterior de los dientes anteriores. Su función, al igual que la de los otros tipos, es evitar que los dientes se muevan de su posición final.

Se usan cuando se planea una retención prolongada o si se teme que se pierda, por inestabilidad, el alineamiento obtenido. Se fabrican en alambre trenzado (twistflex .0175”).

Placas Exxis

Es un aparato termoplástico transparente sin paladar, casi imperceptible a la vista. Es removible y se adapta a la ergonomía de los dientes para evitar el movimiento tras finalizar la ortodoncia.

¿Cómo se cuidan los retenedores?

El cuidado de los retenedores en sumamente sencillo. Realmente, cumpliendo unas prácticas de limpieza básicas y algunas precauciones, tendrás unos retenedores duraderos.

Te aconsejamos que para su cuidado hagas lo siguiente:

  • Retíralos antes de comer. De esta manera evitarás que se le adhieran alimentos y que se forme cálculo en ellos.
  • Evita dejarlos fuera de su estuche. No los envuelvas en servilletas o papel, alguna otra persona los puede confundir con basura y botarlos.
  • Límpialos a diario. Hazlo cada vez que cepilles tus dientes.
  • Remuévelos antes de la limpieza de tus dientes. 
  • Realiza la limpieza de tu boca y tus retenedores por separado.

Si usas ortodoncia o estás por comenzar a usarla te recomendamos leer el siguiente artículo: “Tengo ortodoncia ¿Qué no se puede comer con brackets?”.

¿Cómo se limpian los retenedores?

La mejor forma de conservar tus retenedores es manteniendo rutinas de limpieza diarias. Con esto evitarás dos cosas, primero, su rápido deterioro y, segundo, problemas dentales por acumulación de cálculo.

Te recomendamos que para la limpieza de tus retenedores dentales hagas lo siguiente:

  • Cada vez que vayas a cepillar tus dientes retírate los retenedores y límpialos fuera de tu boca.
  • Con un cepillo dental, diferente al que usas en tus dientes, frota suavemente toda la superficie del retenedor.
  • Si lo deseas, puedes aplicar una gota de crema dental.
  • Evita el uso de productos químicos abrasivos como jabones o detergentes.
  • Enjuágalos con agua o sumérgelos en una solución de agua con bicarbonato.

Recuerda que debes realizar esta rutina todos los días. Aprovecha las mismas horas en las que realizas la limpieza dental para higienizar tus retenedores.

Conclusión

Los retenedores son aparatos removibles o fijos que, dependiendo del tipo, se fabrican en resina plástica y acero inoxidable.

Son la última etapa del tratamiento de ortodoncia. Su función es mantener los dientes en su posición final hasta que tu dentadura se acostumbre a ella. Para eso, debes usarlos las 24 horas al día durante los primeros 6 meses y luego solo por las noches.

Aunque los más conocidos son los fabricados en acrílico y metal, existen otros 2 tipos: los fijos y placa Exxis. El principal beneficio de ellos es el estético, pues su diseño es bastante discreto.

Jamás debes saltarte el uso de los retenedores, de hacerlo perderás todos los logros conseguidos con los brackets. 

Si quieres más información sobre ellos o deseas iniciar un tratamiento de ortodoncia, contáctanos

Artículos relacionados

¿Conoces los tipos de brackets?

¿Qué alimentos consumir si tienes brackets?

Aprende todo lo que es necesario saber sobre las muelas del juicio

¿Qué pasa si no cuidas tu salud oral?