Todo lo que necesitas saber sobre las cordales (muelas del juicio)

6 minutos de lectura
Todo sobre las muelas del juicio
Dr. Marlon Becerra Díaz

Las cordales (o muelas del juicio) son los últimos molares que se ubican en la parte de atrás de la boca. Lo normal es que aparezcan cuando ya eres adulto, pero hay casos en que su llegada puede generar problemas en tu salud bucal.

Seguramente, tendrás varios amigos que se han sacado estas muelas, también denominadas terceros molares(o muelas de juicio). O conocerás personas a quienes nunca le aparecieron; y otros a quienes les salieron sin problemas. 

Debido a esta diversidad de casos, puede que te sientas confundido y te preguntes: ¿Será que realmente se deben sacar las muelas del juicio? Para responder a esta interrogante, te invitamos a continuar leyendo.

¿Qué son las muelas del juicio?

Son los terceros molares, cordales o muelas del juicio, están en la parte posterior de las arcadas dentarias. Son los últimos dientes en erupcionar y aparecen entre los 16 y 20 años. 

Hay personas a las que ni siquiera les aparecen y otras a quienes les tardan más tiempo en salir. Si estás en cualquiera de estos dos casos, no debes preocuparte, porque ambas situaciones son sumamente normal. 

Te recomendamos ver el siguiente vídeo hasta el final, para que escuches al Dr. Marlon Becerra hablando sobre las cordales:

Probablemente no lo sabías, pero las cordales (muelas del juicio) son un recuerdo de nuestros antepasados. Antiguamente, el hombre utilizaba el tercer molar para moler alimentos duros. 

Pero, en comparación con nuestras actuales cordales, estas eran más grandes y de superficie plana. Se cree que han ido desapareciendo debido a cambios en nuestra dieta, los avances culturales y la reducción evolutiva de nuestra mandíbula.

¿Por qué se extraen las muelas del juicio?

Justamente, por la reducción del espacio de nuestra mandíbula, cuando las cordales (muelas del juicio) salen, en algunos casos, se deforma la sonrisa. Esto es porque no consiguen el espacio suficiente para ubicarse; empujando los demás dientes para abrirse paso.

También es común que la posición en la que se encuentran no sea la correcta. Hay casos en que vienen de lado, acostadas y otros donde tratan de aparecer por espacios que no les corresponden.

Por todos estas razones, a veces es necesario extraer las cordales o muelas del juicio.  

Molestias ocasionadas por las cordales (muelas del juicio) 

No siempre habrá dolor cuando salen las muelas del juicio. Hay personas que pasan años sin saber que las tenían y las descubren luego por una radiografía. Pero en ocasiones, sobre todo si la muela se encuentra retenida, se genera dolor. 

Las molestias que puedes experimentar por las cordales (muelas del juicio) son: 

  • Encías enrojecidas, inflamadas e hinchadas.
  • Encías inflamadas, crecidas sobre ese diente, que algunas veces se infectan. 
  • Encías sangrantes.
  • Dolor en la zona de la mandíbula o maxilar.
  • Dificultad para abrir la boca.
  • Inflamación o hinchazón alrededor de la mandíbula.

Para evitar cualquiera de estos síntomas tienes que visitar al dentista (Odontólogo). Recuerda que durante los chequeos regulares, como prevención, el especialista te realizará radiografías para ver el estado de tus cordales. 

¿Las tengo que extraer si no me molestan? 

Las cordales (muelas del juicio) son dientes tan valiosos como los demás. Así que, a menos que ponga en riesgo la posición y salud del resto de los dientes, no se deben extraer. 

Las extracciones de las cordales son operaciones complejas. Hay personas que perdieron la sensibilidad tras una extracción de cordal innecesaria. Por eso, tu dentista(odontólogo) debe evaluar muy bien la necesidad de sacar esta muela.

La mejor recomendación para ti es que visites al odontólogo, sólo él podrá valorar la necesidad de extracción de tus cordales.

¿Qué sucede durante la cirugía de extracción de cordales (muelas del juicio)?

Durante la cirugía de extracción de cordales (muelas del juicio), tu dentista seguirá los siguientes pasos:

  • Te colocará anestesia local y esperará que haga efecto.
  • Hará una incisión en la encía.
  • Liberará el hueso que recubre la muela.
  • Fragmentará el diente.
  • Extraerá las partes de la pieza.
  • Por último, suturará la herida.

Al terminar, es normal que te pidan morder una gasa durante 30 o 45 minutos para detener el sangrado.

¿Dónde me puedo extraer las cordales(muelas del juicio)?

Las cordales (muelas del juicio) sólo deben ser extraídas por un dentista (Odontólogo especialista Maxilofacial) que tenga experiencia y esté certificado para hacerlo. Es un procedimiento complicado, así que debes elegir a un profesional especializado para que te realice esta operación.

Si no sabes a dónde ir, visítanos. Acá contamos con expertos (Odontólogos especialistas) que cuentan con la experiencia de realizar extracción de cordales (muelas del juicio),  pero además nuestros especialistas también realizan procedimientos de alta complejidad odontológica.

Qué debo tener en cuenta en mi recuperación de extracción de muelas  

Una vez haya culminado la cirugía, tu dentista (Odontólogo) te dará una serie de indicaciones para el cuidado de tu herida. Generalmente, te recomendará lo siguiente:

  • Colocar paquetes de hielo frío en los cachetes, cerca de las zonas de la cirugía.
  • Tomar los analgésicos y los antibióticos recetados en los horarios indicados. 
  • Llevar una dieta de alimentos blandos o, preferiblemente, una dieta líquida.
  • Comer alimentos fríos y evitar las comidas calientes.
  • No fumar.
  • Evitar el uso del pitillo.
  • Evitar la exposición al sol.
  • No realizar actividades físicas.
  • Reposar.
  • Realizar tu higiene de forma normal, siendo muy cuidadoso en esa zona. 

Te recordamos lo delicado que es la extracción de estos molares, por eso debes cumplir estas y otras indicaciones del dentista (Odontólogo), al pie de la letra.

Conclusión 

Las muelas del juicio, terceros molares o cordales, son los últimos dientes en aparecer. Generalmente, salen entre los 16 y 20 años, aunque a algunas personas nunca les aparecen. Si es tu caso, no debes preocuparte, porque es totalmente normal. 

Aunque la creencia común es que todos las debemos extraer, no siempre es necesario. Tus cordales son dientes valiosos, al igual que el resto. Por eso, si tienen espacio para salir, no debes extraerlas. 

Los casos en que se recomienda su extracción son aquellos donde el diente no tiene espacio. O donde se encuentran en una  posición que pone en riesgo la integridad y la salud del resto de tu boca.

¿Tienes dolor de cordales (muelas del juicio)? Entonces dirígete al dentista. Si no sabes a dónde ir, ven a Odontología de Marlon Becerra.

Artículos relacionados:

Causas de las encías inflamadas

El tabaquismo y tu salud oral

¿Cuándo hacer una endodoncia?

Brackets estéticos