Todo lo que necesitas saber sobre la gingivitis y sus peligros

7 minutos de lectura
La gingivitis y los problemas bucales
Doctor Marlon Becerra en consulta con paciente.

Si presentas enrojecimiento, inflamación, hipersensibilidad o sangrado de encías, probablemente, sin saberlo, sufres de gingivitis.

Este padecimiento es la primera etapa de una enfermedad periodontal y aparece como los efectos a corto plazo de la acumulación de placa y el resto de alimentos entre los dientes y las encías. 

Si no la tratas a tiempo, podrías padecer infecciones en los tejidos y huesos que dan soporte al diente. Lo mejor es evitarla y, para eso, debes aprender cómo identificarla y tratarla. 

Descarga el ebook

¿Qué es la gingivitis?

Es una enfermedad bucal, generalmente bacteriana, que produce inflamación, enrojecimiento, hipersensibilidad y sangrado en las encías. 

La gingivitis es el primer síntoma que se manifiesta antes del desarrollo de una enfermedad periodontal compleja.

Aparece cuando tienes una limpieza bucal deficiente, porque no realizas un cepillado constante de tus dientes (mínimo 4 veces al día) o porque tu técnica de cepillado es incorrecta. 

Ahora, en cualquiera de los dos casos se produce acumulación de cálculo dental que, posteriormente, se convierte en placa bacteriana. Donde se multiplican las bacterias que causan la inflamación e irritación de las encías que dan inicio a la gingivitis.

¿Cómo sé si tengo gingivitis?

Como la gingivitis es una enfermedad que ataca los tejidos de las encías, todos los síntomas se localizan allí. 

Son fáciles de reconocer y sus cuatro malestares más comunes son: 

  • Inflamación de las encías.
  • Sangrado.
  • Hipersensibilidad. 
  • Enrojecimiento. 

De los anteriores, el principal indicador que, efectivamente, se ha iniciado una gingivitis es el sangrado de encías. Apenas lo notes debes dirigirte al odontólogo, porque también puede ser señal de otras afecciones médicas graves. 

De igual forma, debes acudir al odontólogo si observas secesión o separación de las encías, lo que hará que percibas tus dientes más alargados.

Sea cual sea la razón, siempre que notes una irregularidad en tu boca, lo mejor será visitar al dentista. Solo él podrá diagnosticarte si tienes gingivitis y te recomendará o te realizará el tratamiento correcto.

Ten presente que todos estos inconvenientes son signos del inicio de un proceso infeccioso, causado por diversos microorganismos. Por eso, si no realizas el manejo y control adecuado de la gingivitis, solo lograrás empeorar tu estado.

La gingivitis aparece por la acumulacion de placa bacteriana. Por eso te recomendamos leer: ¿Cómo quitar el sarro dental? Conoce por qué se origina y cómo prevenirlo”. 

¿Cómo me puedo curar la gingivitis?

Si por lo que has leído hasta el momento, sospechas que sufres de gingivitis, debes estar preguntándote ¿Y ahora? ¿Qué voy a hacer? 

Por suerte no tienes porqué preocuparte, pues sí hay cura para la gingivitis.

Lo primero es visitar al odontólogo. Él hará una evaluación del estado de tus encías y, en caso que lo considere necesario, te tomará una radiografía para descartar daños en el hueso y los tejidos dentales.

Una vez te ha diagnosticado, te realizará una limpieza dental para eliminar todo el sarro o cálculo que causó la inflamación e irritación de tus encías. 

Antes de terminar la consulta, es posible que te recete enjuagues bucales antibacterianos y colutorios con clorhexidina durante una semana.

También, como la principal causa de la aparición de gingivitis es la deficiente higiene dental, es probable que tu odontólogo te enseñe a realizar una adecuada técnica de cepillado y uso de la seda dental. 

Después de todo el tratamiento, habrás logrado curar tu gingivitis, ahora la misión será evitar que reaparezca. 

Lo correcto es que realices una visita al dentista cada tres meses. En función de lo que él observe, te recomendará la frecuencia con la que deberás realizar limpiezas dentales preventivas.

En el siguiente video, podrás ver al doctor Marlon Becerra, quien explica cómo saber si tus encías están sanas. Una encía sana siempre debe tener un color rosado pero si las tuyas son más oscuras, no te preocupes. Tener las encías más oscuras significa la presencia de melanina. 

Salvo por las mujeres embarazadas, el sangrado de encías no es normal. Desde mala limpieza bucal hasta el uso de determinadas drogas o hasta cepillarse los dientes con un cepillo duro. Te invitamos a ver este video en el que explica a profundidad:


Si no sabes dónde realizarte un diagnóstico, puedes visitar a los especialistas de  Odontología Marlon Becerra en cualquiera de sus sedes a nivel nacional.  

Peligros de no atenderte a tiempo 

Como te mencionamos al principio, la gingivitis es una enfermedad bacteriana y es la primera etapa de una enfermedad periodontal. Cuando la dejas sin atender se transforma en una periodontitis.

Ahora, por si no lo sabes, las enfermedades periodontales son las que afectan los tejidos que rodean y sostienen el diente. Es decir, los soportes responsables de mantenerlos en su posición. 

De allí que la principal causa de pérdida de dientes en adultos es la periodontitis. En Colombia, por ejemplo, el 70,4% de los adultos del país han perdido algún diente a lo largo de su vida.

Por esta razón, es importante que le des prioridad a la gingivitis. Al dejarla sin atención, solo permites que la infección avance hasta los ligamentos y el hueso que sirve de soporte a los dientes y una vez que llegue allí comenzará a producir:

  • Pérdida progresiva de los tejidos de soporte del diente (ligamento periodontal e incluso el hueso).
  • Separación de los dientes por la pérdida de inserción.
  • Bolsas periodontales.
  • Pérdida de piezas dentales.

Para que tengas una idea clara de lo que sucede dentro de tu boca, a continuación te explicamos cómo se da todo este proceso:

  • Inicia con la acumulación de cálculo en la base de los dientes, provocando inflamación. 
  • Luego se forman las bolsas periodontales que se llenan de sarro, placa y bacterias. 
  • En este estado, la infección comienza a avanzar dañando los tejidos y el hueso alrededor del diente. 
  • Es posible que aparezcan abscesos dentales.
  • Se comienzan a dañar los tejidos que soportan el diente y el hueso.
  • Por último, ocurre la pérdida total del diente y su caída.

El peligro de dejar sin atender la gingivitis es que puedes perder el diente o los dientes afectados

Descarga el ebook

Conclusión

La gingivitis es una enfermedad bucal bacteriana que se origina por la acumulación de sarro, tras una deficiente higiene dental.

Sus principales síntomas son: inflamación, sensibilidad, enrojecimiento y sangrado, pero también puedes presentar secesión o separación de las encías, lo que hará que tus dientes se vean más alargados.

Cuando no atiendes la gingivitis, esta se convierte en una periodontitis; que puede producir la caída de las piezas dentales afectadas.

El tratamiento para esta enfermedad consiste en la realización de limpiezas dentales de la mano de un dentista. Posiblemente, este tratamiento lo complementarás con el uso de enjuagues bucales antibacterianos y colutorios con clorhexidina, durante una semana.

Recuerda que lo mejor siempre será evitar complicaciones y prevenir que aparezca la gingivitis. Por eso, debes visitar al odontólogo cada tres meses para chequeos; realizarte 2 limpiezas anuales, si tienes encías sanas, y cada 3 meses si sufres de enfermedades periodontales.

Si quieres conocer la cura para la gingivitis o las técnicas para prevenirla, te invitamos a consultar con los expertos de Odontología Marlon Becerra, quienes están dispuestos a atender y responder todas tus dudas.

Artículos relacionados:

¿Cómo quitar el sarro dental? Conoce por qué se origina y cómo prevenirlo

¿Cómo quitar el mal aliento? ¿Puede ser originado por una enfermedad?

5 tips para tener unos dientes sanos y blancos 

¿Por qué tengo los dientes amarillos? Conoce las causas 

Evita las caries y vive sin dolor