5 Tips para mantener tus dientes sanos durante el embarazo

6 minutos de lectura
Embarazo y dientes
Alejandra Rojas – Paciente Marlon Becerra

Existen mitos alrededor del embarazo y la salud bucal. Es común que escuches cosas como: “el cuidado oral no afecta el embarazo”, “el bebé te quita el calcio de los dientes” o “no hace falta ir al dentista estando embarazada”. 

Si escuchas las opiniones de la calle, te darás cuenta que hay muchos mitos entorno al embarazo y el cuidado dental. De allí que muchas embarazadas tengan dudas sobre qué hacer para cuidar su salud oral, o si deben o no hacerlo.

Como nosotros estamos para cuidar tus dientes en cualquier etapa de tu vida, a continuación te daremos unos tips para el cuidado dental en el embarazo, esta información te ayudará a aclarar cualquier duda o mito.  

¿Puedo ir al dentista(Odontólogo) estando embarazada?

Sí, sí puedes y debes ir al dentista estado embarazada. Aunque la creencia popular es evitar las consultas odontológicas, la realidad es totalmente contraria.

Lo que sucede es que el incremento de los estrógenos y de la progesterona te vuelven más sensible a las enfermedades bucales. Entonces, esta atípica sensibilidad puede producir la llamada gingivitis del embarazo.

Además, se ha demostrado que las infecciones bucales se asocian al nacimiento de bebés prematuros o de bajo peso. Estas razones demuestran lo importante que es ir al odontólogo en el embarazo. 

Mira todo lo que puede significar una sonrisa y una boca saludable en el siguiente video:

Lo que sí está contraindicado en el primer trimestre del embarazo es el uso de anestesia. Pero, en estos casos, el dentista te recomendará posponer los tratamientos hasta después de los tres primeros meses. 

En cambio, si el problema no requiere uso de anestesia, puedes hacértelo tranquila. 

Importancia del cuidado oral durante el embarazo

Ya sabes por qué las embarazadas son sensibles a las enfermedades bucales y el por qué deben cuidarse. La pregunta ahora es ¿Pueden evitarse?

Durante el embarazo y fuera de él, la mayoría de los problemas dentales tienen un solo origen: la placa dental acumulada

Como la principal causa de esa acumulación es el descuido de la salud oral, si antes de estar embarazada tenías problemas de cálculo, es probable que con el embarazo desarrolles enfermedades bucales fácilmente.

 Para evitar este problema, lo que debes hacer es aplicar estos 5  tips:

1.  Uso de seda dental 

Los lugares donde se acumula mayor cantidad de placa son entre los dientes y en el borde de la encía. Eso pasa porque las cerdas del cepillo dental limpian con imprecisión estas zonas.

Para poder extraer la placa de estos lugares debes usar seda dental. Para hacerlo correctamente vas a seguir estos pasos:

  •  Enrolla 45 cm de seda dental alrededor del dedo medio de cada mano.
  • Aprieta la seda entre los dedos pulgares e índices, dejando de 2 a 3 cm de largo entre uno y otro dedo.
  • Desliza la seda dental de arriba hacia abajo sobre la superficie del diente y debajo de la encía.
  • Con movimientos de adelante hacia atrás y retira la seda. 
  • Limpia cada diente completamente con una sección de seda diferente.

2. Cepillado de dientes

Para evitar la placa debes cepillarte los dientes mínimo 3 veces al día. Lo recomendable es una vez después de cada comida y antes de acostarte. Con esto retirarás cualquier resto de alimento que quede sobre la superficie dental.

Lo mejor es utilizar un cepillo de cerdas suaves, junto a una buena técnica de cepillado. Sigue este procedimiento:

  • Toma tu cepillo e inclínalo a un ángulo de 45° contra el borde de la encía.
  • Desliza el cepillo alejándote de ese borde, con movimientos vibratorios de arriba hacia abajo. 
  • Cepilla suavemente el exterior, el interior y la superficie de masticación de cada diente
  • Realiza movimientos cortos de arriba hacia abajo. 
  • Recuerda cepillar tu lengua para eliminar bacterias y refrescar el aliento.  

3. Evita los alimentos azucarados. Ocasionan caries

Este consejo sirve para tu salud oral y para la salud general del embarazo. Los azúcares en exceso no son buenos para ti ni para tu bebé. 

No significa que los vas a dejar completamente y que no podrás complacer algún antojo del embarazo. Puedes comer dulces, pero con moderación, el problema son los excesos.

Recuerda que las bacterias se reproducen rápido y con facilidad en ambientes dulces. Al ocurrir esto hay mayor cantidad de ácidos que atacan el esmalte y crean caries.

Así que, consúmelos con moderación y cepíllate cada vez que los comas.

Te recomendamos leer: “Tipos de caries dentales y tratamiento

4. Limpiezas dentales: son tu mejor opción 

La gingivitis del embarazo, y prácticamente todas las enfermedades de las encías, se produce por la acumulación de placa sobre la superficie de los dientes. La forma más efectiva para retirarla es a través de una limpieza dental

Con este procedimiento el dentista (Odontólogo) elimina de manera profunda la placa bacteriana y el cálculo de las partes donde el cepillo y la seda dental no llegan. 

Aprende más sobre las limpiezas dentales leyendo: “¿Qué sucede si no te realizas una limpieza dental?”.

La prevención es tu mejor arma contra cualquier enfermedad que atente contra tu salud oral y el embarazo. Por eso, te recomendamos visitar al odontólogo.

De esta manera podrás identificar y tratar riesgos antes de que aparezcan las enfermedades. Además, en caso que ya padezcas alguna, podrás curarla antes que empeore.

Si quieres consultar con especialistas en salud oral, te esperamos en  Odontología de Marlon Becerra.

Conclusión 

Las hormonas producidas durante el embarazo (estrógenos y progesteronas) sensibilizan tus encías a enfermedades bucales como la “gingivitis del embarazo”.

Es recomendable que cuides tus dientes y encías, porque se ha demostrado que las infecciones en la boca producen nacimientos prematuros o bebés bajos de peso.

Para evitar estos problemas debes cepillar tus dientes, realizarte limpiezas y evitar los alimentos dulces. También se recomienda visitar al dentista para evaluar la salud de tu boca.