¿Cómo Calmar el Dolor de Muelas? Conoce las principales causas

8 minutos de lectura
Alejandra Giraldo – Paciente Odontología de Marlon Becerra

Un dolor de muelas es un malestar que se manifiesta en los alrededores de la mandíbula o cara. Si no lo atiendes a tiempo, puede intensificarse; causando incomodidades que interrumpen el normal desenvolvimiento de tus actividades diarias.

Aunque son muchos los factores que facilitan su aparición, como las infecciones, una mordida anormal o traumatismos dentales, su causa más común son las caries o la combinación de algunos de los aspectos que acabamos de mencionar.

¿Cómo sería eso posible? Pues, por ejemplo, un traumatismo dental dejó alguna fisura por donde entró comida, se acumularon bacterias que formaron una caries y generaron una infección.

Así como este ejemplo que mencionamos, pueden haber otras razones que generan dolor, por eso, sea cual sea la causa, siempre es bueno saber qué hacer y cómo calmar un dolor de muelas.

Descarga el ebook

¿Qué provoca el dolor de muelas?

Son muchas las razones que pueden desencadenar un dolor que nos envié directo al odontólogo. Desde una pequeña sensibilidad hasta una fractura del diente, lo importante es entender que nuestro doctor será el indicado para diagnosticar la causa y recomendar el tratamiento.

La cavidad bucal, junto con los dientes que en ella se encuentran, permite funciones básicas de nuestra vida (como comer y hablar), por lo tanto, es importante la correcta atención de cualquier malestar que en ella aparezca; para prevenir complicaciones que nos afecten más allá del simple daño dental.

Durante la consulta, tu odontólogo identificará la raíz del dolor y te dará indicaciones de cómo calmar un dolor de muelas y evitar que reaparezca.

Los motivos que originan el dolor de muelas son muy variables, por eso, debemos  visitar a un especialista. Entre los más comunes se encuentran:

Caries

Las caries son lesiones que progresivamente destruyen el hueso dental, avanzando a través de él, hasta llegar a la pulpa dentaria donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos.

Aparecen sobre la superficie dental por la acción de los ácidos que producen las bacterias que habitan en la placa bacteriana. Al comer, los restos de alimentos que quedan en la boca se mezclan con la saliva y se depositan sobre los dientes, estando allí, las bacterias comienzan a producir ácidos para degradar la comida acumulada sobre el diente.

Inicialmente una caries no produce dolor alguno, solo cuando la dejamos sin atención logra avanzar hasta la pulpa dental y allí es cuando comenzamos a sentir malestar.

También puede ocurrir que experimentemos sensibilidad al comer alimentos fríos o calientes antes de que se manifieste el dolor.

Infección

Las infecciones dentales son la acumulación de material infectado en el centro del diente, donde se encuentra la pulpa dental. Dependiendo de la gravedad puede extenderse hacia los tejidos que lo rodean.

Ocurren por una infección bacteriana que llega a la pulpa dental. Puede aparecer a causa de caries avanzadas, por lesiones que dejan aberturas que exponen al nervio o, también, por un tratamiento de conducto fallido.

Como la infección afecta directamente al nervio o al tejido adyacente, al aparecer genera fuertes dolores de muelas.

Lo que te recomendamos si quieres saber ¿cómo calmar un dolor de muelas por infecciones? es visitar a tu odontólogo, ¿por qué? Porque este tipo de problema solo puede ser identificado y atendido por él.

Mordida anormal

La oclusión dental se refiere a la relación anatómica y funcional donde los dientes superiores están en íntimo contacto con los dientes inferiores (interdigitación cuspídea). Lo correcto es que los dientes superiores se ajusten sobre los inferiores. En la oclusión, no solo participan los dientes sino todos los elementos que pertenecen al sistema masticatorio como lo son la lengua, las encías, las articulaciones, los músculos, los nervios, etc.

La mal oclusión, o mordida anormal, consiste en la mala alineación de los dientes. Esta se debe a varios factores, entre los cuales se encuentran: diferencias de tamaño entre los maxilares superior e inferior (hereditario); falta de espacio para los dientes permanentes; respiración bucal; y a hábitos adquiridos por los niños en su etapa de desarrollo como: succión del pulgar, presión de los dientes con la lengua o uso prolongado de biberón.

Dependiendo de cómo se presente el defecto, puede ocasionar incomodidad y dolor al morder y masticar. La solución para este padecimiento es acudir al odontólogo, para evaluar las opciones en tratamientos de ortodoncia que puedan arreglar o ayudar a mejorar la mordida del paciente.

Traumatismo en una muela

Junto con las caries, los traumatismos son la causa de emergencia dental más común. A pesar de que la población infantil es la más expuesta a sufrir de ello, puede que (por la práctica de deportes, accidentes en el hogar o caídas) los adultos también puedan verse afectados.

Son golpes que recibimos en la cavidad oral, que generan lesiones sobre los dientes o los demás tejidos de la boca; ocasionando posibles fracturas de las piezas, su caída o desplazamiento.

Al ocurrir generan fuertes dolores y lo recomendable es dirigirse inmediatamente al odontólogo; mientras más temprano actúe, el doctor podrá evitar la pérdida de los dientes y atender con rapidez cualquier otro malestar a consecuencia del trauma.

Dr. Marlon Becerra Díaz

¿Hay síntomas asociados al dolor de muelas?

Para entender cómo calmar un dolor de muelas debemos, en un principio, identificar que efectivamente tenemos un dolor de muelas.

El dolor de oídos, o malestares musculares como los cervicales, suelen manifestarse en zonas de la cara, produciendo un dolor similar al que generan los dolores de muelas. Por eso, a continuación, te señalaremos los síntomas que lo diferencian:

  • Sensibilidad al frío o calor. Cuando los dolores de muelas son ocasionados por caries u otras enfermedades periodontales, se desarrolla sensibilidad a la temperatura de los alimentos.
  • Sensibilidad al contacto. Si la lesión por caries es muy grave o hemos sufrido un fuerte traumatismo en un diente, al entrar en contacto con otras superficies se siente un fuerte dolor.
  • Hinchazón alrededor del diente o la mandíbula. Como reacción a una infección u otro padecimiento, los tejidos alrededor de los dientes tienden a inflamarse y sensibilizarse al contacto.
  • Sangramiento. Dependiendo del tipo de padecimiento periodontal que tengamos, o si nuestra encía se encuentra inflamada, esta puede sangrar.

¿Cómo puedes prevenir el dolor de muelas?

La principal acción a tomar para evitar los dolores de muelas es adquirir hábitos de limpieza que nos permitan tener una excelente salud bucal. Entre ellos te mencionamos:

Limpieza bucal

Muchos dolores aparecen pocas horas después de comer. Usualmente, esto se debe a los restos de comida que quedan entre nuestros dientes; los cuales comienzan a descomponerse mediante el trabajo que realizan las bacterias bucales.

Las caries y otras enfermedades bucodentales que causan dolor, aparecen tras la constante acumulación de placa sobre los dientes. La cual se identifica como una capa apenas visible de color blanco, semi amarillento.

Para evitar su acumulación es fundamental realizar un cepillado diario, usar seda dental y enjuague bucal. Debemos cepillarnos mínimo tres veces al día, o después de cada comida, y usar seda dental para limpiar entre los dientes; de manera que podamos extraer los restos de comida que puedan haber quedado en ellos. Este procedimiento lo realizaremos del siguiente modo:

  • Tomaremos un pedazo de seda dental de más de 30 cm y pasaremos un pedazo de hilo limpio entre nuestros dientes hasta las encías, procurando limpiar en los alrededores.
  • Colocaremos una gota de crema dental sobre nuestro cepillo de dientes y, en un ángulo de 45° contra las encías, limpiaremos por aproximadamente 2 min.
  • Realizaremos movimientos vibratorios y de barrido para dientes anteriores; mientras que para los posteriores serán mejor los circulares, procurando limpiar toda la superficie de los dientes.

También es importante contar con un buen cepillo, una buena crema y un enjuague bucal que contenga fluoruro.

Tengamos presente que mantener correctos hábitos de higiene bucal es la mejor estrategia que puedes tomar para impedir que aparezcan malestares en tu boca.

Descarga el ebook

Acude al odontólogo cada 3 meses para revisiones periódicas

Muchas son las causas que generan sensibilidad y dolor en nuestra cavidad bucal. Por ejemplo, la pérdida de esmalte, la gingivitis (inflamación de las encías),  las caries o los traumatismos.

Exceptuando el último motivo mencionado, todas suelen deberse a la acumulación de cálculo dental y a malos hábitos de higiene bucal.

Por eso es recomendable realizar una visita trimestral al odontólogo, para hacernos limpiezas que eliminen el cálculo y el sarro dental, los principales causantes de enfermedades dentales.

En odontología Marlon Becerra te ofrecemos servicios de limpiezas dentales; además puedes registrarte como cliente regular y gozar de muchos beneficios.

Durante tu visita, nuestros odontólogos chequearán y evaluarán el estado general de tu dentadura, para ofrecerte sugerencias sobre cómo calmar un dolor de muelas y ayudarte a mantener una buena salud bucal.

Dr. Marlon Becerra Díaz

Como puedes ver, los dolores de muelas aparecen como consecuencia de una enfermedad dental o de algún traumatismo.

En muchos casos se pueden evitar solo con desarrollar hábitos preventivos, como acudir al odontólogo cada tres meses para realizar limpiezas y chequeos dentales.

Si posees un dolor dental y deseas eliminarlo, o si quieres prevenir su aparición, te invitamos a tomar una cita con los especialistas de Odontología Marlon Becerra.


Noticias que te harán sonreír

Suscríbete y recibe información para el cuidado de tu salud oral; es corta, útil y llena de tips.