¿En qué casos me puedo hacer una endodoncia?

7 minutos de lectura
¿Por qué hacerse una endodoncia?
Helena Vargas y Alejandro Vargas, pacientes Marlon Becerra

Cuando tienes caries o sufres golpes y no haces nada al respecto, con el tiempo la lesión avanza hasta llegar al nervio, inflamando la encía y produciendo un intenso dolor. Al llegar a ese punto, solo te queda una opción para salvar el diente: realizarte un tratamiento de conductos o endodoncia.

Este procedimiento permite trabajar el interior de tus piezas dentales, conservando el diente, la encía que lo rodea y su funcionalidad. Gracias a él, tu odontólogo elimina el tejido infectado, extirpando la pulpa dental, llenando y sellando la cavidad.

Descarga Ebook

Síntomas comunes de que necesitas una endodoncia

Si dejas tu caries sin atender o sufres un traumatismo en los dientes, una serie de síntomas pueden indicarte que necesitas una endodoncia: inflamación de la encía, dolor al morder y sensibilidad a las temperaturas (comidas frías o calientes); y, además, dependiendo de la reacción de tu organismo, también puedes sufrir inflamación en la cara. 

¿Quieres saber más sobre estos síntomas? En breve te describiremos cada uno, pero primero queremos que tengas claro de qué se trata este procedimiento y los motivos que llevan a tu odontólogo a recomendarlo. 

Las endodoncias, o los también conocidos tratamientos de conducto, tratan la pulpa o nervio dental cuando este ha sido afectado por alguna lesión cariosa externa, un traumatismo o restauraciones extensas. 

Gracias a sus elevadas tasas de éxito, será la primera alternativa que te recomendará tu odontólogo antes de optar por la extracción de la pieza dental.

Aún así, debes tener claro que cada tejido reacciona de diferentes maneras al tratamiento. Por eso, puede suceder que al final necesites realizar la extracción del diente. Si eso pasa, deberás someterte a otros procedimientos.

Te recomendamos leer: Implantes dentales: Conoce el precio de este servicio con nosotros.

Básicamente tu odontólogo te recomendará la endodoncia cuando ocurra una inflamación o necrosis (muerte) de la pulpa dental. 

Para entender cómo ocurre la muerte pulpar te invitamos a revisar el siguiente video, donde el Dr. Marlon Becerra te explicará de qué se trata.

Inflamación de la encía

Si una mañana despiertas y sientes un bulto en la base del diente es porque tienes las encías inflamadas. Esta es una señal de alarma, por lo que debes ir inmediatamente al odontólogo.

Algunas de las causas que pueden inflamar las encías son:

  • Dientes con caries. Si la razón de la inflamación son las caries, además de la hinchazón tendrás intenso dolor. Aparecen por la inmensa acumulación de bacterias en la raíz del diente.
  • Dientes mal endodonciados. Al ocurrir errores, complicarse la endodoncia o no reaccionar favorablemente a ella, sufrirás de inflamaciones de las encías; por no haber eliminado todas las bacterias en el primer tratamiento o por una reintroducción de ellas.
  • Cordales. Si comienzan a aparecer las cordales sentirás un bulto, sobre todo si viene mal posicionada o esta haciendo daño a la encía, lo que puede provocar una infección y fuerte dolor. 

Dolor al morder

Sin importar su origen, siempre que tengas un dolor en la boca debes preocuparte, porque esto solo indica que tienes algún padecimiento dental delicado. 

Aunque tiene diversas causas, cuando aparece por la inflamación de la raíz dental, como consecuencia de una infección dental o una rotura por golpe, traumatismo o bruxismo, la opción para solucionarlo suele ser un tratamiento de endodoncia.

Dolor del diente con comidas o bebidas calientes o frías

La sensibilidad en los dientes al frío y el calor es común. Realmente las causas que pueden originar este síntoma son muchas. Puedes sentirlo por el consumo de ciertos alimentos o por cambiar tu crema dental a alguna más abrasiva.

Pero, cuando se asocia a caries o golpes, esa sensibilidad es indicativo de que puedes requerir realizarte una endodoncia.

La única forma de saber si la necesitas o no, es acudiendo al odontólogo. Por eso, si tienes alguno de estos síntomas, dirígete inmediatamente a una consulta. Recuerda que un tratamiento a tiempo puede salvar tu diente. 

Causas que pueden derivar a una endodoncia

Básicamente las causas que pueden hacerte requerir un tratamiento de endodoncia son tres: caries dentales, pulpitis y traumatismos. 

Para ayudarte a entender el por qué, a continuación te explicamos a detalle cómo te afecta cada uno de estos problemas.

Caries dentales

Las caries son lesiones que afectan el hueso dental. Aparecen tras la constante acción de las bacterias que habitan en la placa bacteriana y los ácidos que ellas producen, que destruyen el esmalte dental.

Al dejarlas avanzar, solo conseguirás que penetren profundamente el diente y que lleguen a la raíz o pulpa dental, una vez allí, la infección provoca necrosis (muerte del nervio) y la única solución para salvar tu diente será una endodoncia.

Si quieres evitar las caries te recomendamos leer: Evita las caries y vive sin dolor: Guía para saber cómo prevenirlas.

Pulpitis 

Una pulpitis es un proceso inflamatorio que afecta la pulpa del diente. Allí se encuentran los nervios y vasos sanguíneos. Pueden presentarse a causa de caries, infecciones, fracturas o por la acción de algunos materiales dentales (resinas, cementos u otros).

Si no la tratas a tiempo, puede volverse crónica y la única forma de solucionarla será eliminando el tejido pulpar con una endodoncia.

Traumatismos dentales

Son lesiones sobre los tejidos blandos del diente a consecuencia de fuertes golpes, por caídas o accidentes automovilísticos que, al ocurrir, pueden provocar daños en el interior del diente y afectar su raíz.

Si en estos casos muere el nervio, la única opción para intentar salvarlo será realizarte un tratamiento de conducto o endodoncia

¿Cómo se hace una endodoncia?

La endodoncia se realiza para retirar la pulpa dental del diente, a causa de necrosis de los nervios y vasos sanguíneos; para, posteriormente, rellenar y sellar ese espacio. 

6 o 7 de cada 10 personas han tenido malas experiencias al realizarse endodoncias; por eso, es bastante probable que muchos te hayan comentado su traumática y alargada vivencia al realizarlo.

Por suerte, actualmente existen novedosos sistemas para la extracción del nervio que logran reducir un tratamiento de días a unas pocas horas. Gracias al uso de equipos de alta tecnología que permiten la localización de los conductos más rápido que las técnicas tradicionales. 

Algunos de los más novedosos y con los que contamos en la Odontología Marlon becerra son: 

  • Microscopia. Que permite la magnificación de las áreas. 
  • Instrumentación rotatoria y recíproca: Facilita un tratamiento más rápido que los convencionales.
Descarga ebook

Conclusión

La endodoncia es un tratamiento que trata la pulpa o nervio dental cuando este ha sido afectado por alguna lesión cariosa externa, un traumatismo o restauraciones extensas. Sus síntomas más comunes son sensibilidad, dolor e inflamación. 

Si deseas realizarte un tratamiento de endodoncia menos doloroso y rápido, visítanos en Odontología de Marlon Becerra. En nuestras instalaciones podemos hacerte tratamientos de conductos en una hora, con una preparación cónica. Nuestros tratamientos son perfectamente biocompatibles y tienen resultados exitosos a largo plazo. 

Artículos relacionados

Noticias que te harán sonreír

Suscríbete y recibe información para el cuidado de tu salud oral; es corta, útil y llena de tips.