¿Blanqueamiento dental o limpieza dental?

7 minutos de lectura
Blanqueamiento dental
Laura Mejía – Paciente Marlon Becerra

Aun si mantienes adecuados hábitos de higiene bucal, estos no son suficientes para mantener la salud de tu dentadura o encías. El blanqueamiento dental y las limpiezas dentales son tratamientos necesarios para tener una sonrisa perfecta. 

Con el paso del tiempo, sobre todo si no visitas asiduamente al dentista, notarás cómo la coloración de tus dientes o la forma de tus encías varía. Estos cambios pueden ser señales de una deficiente salud bucal.

En estos casos, los tratamientos como los blanqueamientos o las limpiezas son los indicados. Pero ¿Cómo saber cuál realizarte? Aunque se suelen confundir, se trata de dos  procedimientos distintos que se usan para corregir problemas diferentes.

¿Cuándo hacerse una limpieza dental?

Una limpieza dental es un procedimiento odontológico que elimina de manera profunda el exceso de placa bacteriana, o sarro, depositado en las zonas que el cepillo y la seda dental no pueden alcanzar.

También, se implementa para combatir la inflamación en la encía (gingivitis). Lo recomendable es realizar este procedimiento al menos 2 veces al año para prevenir las enfermedades bucales

Tanto la limpieza como el blanqueamiento dental son procedimientos que deben realizarse junto a un especialista capacitado

Las limpiezas son tratamientos manuales que se realizan con instrumentos eléctricos ultrasónicos o herramientas de curetaje dental y permiten un aseo más exhaustivo de los dientes y encías.

Laura Mejía – Paciente Marlon Becerra

Para visualizar con detalle cuándo debes realizarte una limpieza, a continuación te detallamos cada caso:

Placa, sarro y manchas

La placa y el sarro se producen por una insuficiente higiene dental o por una incorrecta técnica de cepillado. 

La placa la puedes identificar como una película semi amarillenta que se siente como una “rugosidad”al pasar la lengua sobre los dientes. El sarro, por su parte, se forma a partir del endurecimiento de la placa, debido al depósito de minerales sobre ella.

Ya sea que tengas placa o sarro, ambos deben tratarse a la brevedad; porque son el hábitat de bacterias que destruye el esmalte y daña los tejidos bucales. El tratamiento más efectivo para evitar su acumulación es una limpieza dental.

Ahora, otro caso en que las limpiezas pueden ser efectivas es para eliminar manchas de los dientes. Puede imitar el trabajo del blanqueamiento dental, pero solo cuando se trata de pigmentaciones superficiales por ejemplo  o por bebidas oscuras también conocido como pigmentaciones exógenas.

Rutinaria: cada 6 meses aproximadamente

Entre las uniones de los dientes y debajo de las encías se acumula comida. Esta, por acción bacteriana, se descompone y se convierte en la placa que daña tus dientes.  Lo peor es que no siempre el cepillo o la seda dental la retiran completamente.

La mejor estrategia para evitar la placa consiste en visitar cada 6 meses al dentista y realizarte una limpieza. Pero, para que realmente sea efectivo, debes ser consecuente con estas visitas y cumplir con tu limpieza 2 veces al año

Siempre será mejor evitar que aparezcan los síntomas de una gingivitis o cualquier otra enfermedad periodontal, que tener que tratarla. Jamás olvides visitar al dentista y realizarte tu limpieza dental.

El paciente que actualmente presentan restauraciones fijas como (prótesis parcial fija sobre dientes o implantes , tratamientos restaurativos como prótesis híbridas atornilladas), requieren también realizar un adecuado mantenimiento a todos los componentes de la restauración fija , en el caso de pacientes con prótesis híbrida , su fase de limpieza se realizará de manera interdisciplinaria, con el protésico quien se encargará de eliminar placa que quizás este calcificada o pigmentaciones exógenas de la prótesis (manchas localizadas entre los dientes).

Antes de un tratamiento de ortodoncia

Los brackets, gomas y alambres de la ortodoncia son efectivos para corregir malposiciones, pero complican la higiene dental. Al colocarlos, el cepillo no alcanza completamente las superficies que normalmente puede y usar la seda dental también puede ser complicado.

Aunque existen cepillos y sedas dentales especiales para la ortodoncia, siempre será difícil limpiar a la perfección los dientes. Todo esto hace que la placa o el sarro aparezcan rápidamente. 

Ahora imagina lo que pasaría si te colocas la ortodoncia sin realizar una limpieza dental. Simplemente vas a aumentar las posibilidades de sufrir de una gingivitis o periodontitis. 

Otro beneficio de las limpiezas antes de la ortodoncia, es que previenen las pigmentaciones al momento de retirar los brackets. Esto pasa porque, al no limpiar antes de colocar el bracket, se deja una mancha que se nota al retirar el tratamiento. 

Preventiva a periodontitis y gingivitis

Como la limpieza elimina el sarro o la placa acumulada, podrás evitar la gingivitis y otras enfermedades periodontales. Por esta razón, lo mejor es realizar este procedimiento cada 6 meses y junto a un especialista. 

¿Cuándo hacerse un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un procedimiento totalmente estético que tiene como fin eliminar las manchas de la superficie de los dientes. Pero, a diferencia de las limpiezas, que ayudan a prevenir o tratar enfermedades, el blanqueamiento únicamente mejorará el aspecto dental.

De preferencia, puedes realizar el blanqueamiento luego de la limpieza dental, ya que en muchos casos estos van de la mano y tu dentista así te lo recomendará para obtener mejores resultados. 

Existen diferentes procedimientos para realizar un blanqueamiento dental. Unos para hacer desde la casa y otros en el consultorio del dentista. Pero, independientemente del que elijas, siempre debes aplicarlo bajo supervisión profesional.

Algunas técnicas de blanqueamiento dental son: 

  • Blanqueamiento con láser. Ofrece resultados inmediatos y se realiza en un consultorio con el odontólogo.
  • Tratamiento con cubeta elaborada por el dentista. Consiste en una cubeta o férula que el dentista te da con una pasta blanqueadora que debes utilizar siguiendo sus indicaciones.
  • Blanqueamiento dental en casa con productos del mercado. Son los blanqueadores que puedes adquirir en las farmacias. Ellos son: geles para aplicación con pincel, cubetas de mordida o cintas de blanqueamiento. 

Recuerda, no importa el método que elijas, siempre se debe realizar bajo la supervisión de un odontólogo. 

Conclusión

El blanqueamiento dental es un procedimiento estético que se usa para eliminar las manchas de los dientes. 

Lo puedes realizar en el consultorio odontológico o en casa, pero siempre siguiendo las indicaciones del dentista.

La limpieza dental, en cambio, es un procedimiento para retirar el sarro o placa acumulada entre los dientes y las encías; al hacerlo, también se blanquea ligeramente la superficie dental.

Las herramientas para la limpieza son instrumentos eléctricos ultrasónicos o herramientas de curetaje dental. En cambio el blanqueamiento dental se realiza con productos químicos especiales. 

En cualquiera de los dos casos, debes visitar al dentista para que te asesore y realice el mejor tratamiento. 

No esperes más y agenda una cita en Odontología de Marlon Becerra, te esperamos en cualquiera de nuestras sedes a nivel nacional.

Artículos relacionados

¿Como tener una sonrisa blanca y luminosa?

Aprende a prevenir el sarro dental

Evita los dientes amarillos

Causas de las encías inflamadas