¿Se puede mejorar la apariencia de mis encías?

7 minutos de lectura

Las encías son el tejido que cubre y protege las raíces de los dientes. Se consideran sanas cuando su color, grosor y tamaño se encuentran dentro del estándar. Es decir, son rosadas, finas y al sonreir, sus proporciones armonizan con tus dientes.

En caso de que cualquiera de estas características no se cumplan, existen procedimientos odontológicos que te ayudarán a mejorar. Aplicar uno u otro, dependerá de su finalidad: si se trata únicamente de un caso estético o si posees otras enfermedades.

Para que sepas todo sobre las opciones que te ayudarán a mejorar la apariencia de tus encías, a continuación te contamos cuáles existen y las condiciones de cada una. 

Características de una encía sana

Las encías poseen características naturales que se mantienen cuando se encuentran sanas. Aprender a identificarlas te permitirá reconocer con facilidad cualquier anormalidad que deba ser atendida en consulta con tu odontólogo.

Puedes considerar que tus encías están sanas cuando mantienen las siguientes condiciones: 

Color

Dependiendo de tu color de piel pueden haber variaciones, pero lo natural es que sean de un rosa coral. Esta tonalidad indica una correcta irrigación sanguínea a través de ella.

Cómo mejorar tus encías
Dr. Marlon Becerra Díaz y Mugre Diamante

Grosor

Debe ser delgada. Verse como una delicada lámina que cubre y protege las raíces dentarias. Aunque pueden existir fenotipos gruesos o mixtos que también dependiendo de algunos signos y síntomas se pueden considerar como sanos.

Sin sangrado

Al someterse a estímulos como: comer, cepillarse los dientes o tocarla, no debe sangrar.

Punteado superficial

Alrededor de la mitad de las personas poseen esta característica. Consiste en que el aspecto de la encía asemeja la piel de una cáscara de naranja. Se observa principalmente en los dientes anteriores. 

Cobertura completa de la raíz

La principal función de las encías es proteger la raíz de los dientes. Por ello, lo correcto es que las raíces de los dientes no estén visibles.

Contorno

La encía debe verse uniforme, con un festoneado característico en los cuellos de los dientes, que termine en punta en los dientes anteriores y con forma de meseta (plana) en los dientes posteriores. 

En caso de que alguna de estas condiciones no se cumpla debes dirigirte inmediatamente a una consulta con el odontólogo. No hacerlo puede dejar sin atención una enfermedad periodontal que, posteriormente, produzca la pérdida de piezas dentales. 

Te invitamos a ver el siguiente vídeo que habla sobre la salud de las encías y la periodoncia:

¿Cómo se debe ver una encía sana y estética?

Las encías son los tejidos que cubren las raíces de los dientes. Se consideran sanas cuando poseen el color, grosor y demás características mencionadas anteriormente como normales.

Debes preocuparte por la salud de tus encías y dirigirte al odontólogo si presentas cualquiera de los siguientes problemas:

Sangrado al cepillarse o comer.

Encías inflamadas, rojas o con cambios de color como pálido y que genere dolor.

La encía se ha separado del diente dejando ver las raíces.

Tener mal aliento o mal sabor persistente en la boca.

Dientes permanentes con movilidad.

Cambios en la manera en que encajan tus piezas dentales.

En caso de que poseas dentadura postiza, apenas notes cualquier cambio en el ajuste.

Dr. Marlon Becerra Díaz y Mugre Diamante

Aunque estas enfermedades de las encías son para preocuparse y, por lo general, son la principal razón para visitar al odontólogo; también es normal que desees revisarte por cuestiones estéticas. 

Puede que tu incomodidad sea porque posees una encía demasiado grande (sonrisa gingival) o pequeña. Lo que ocasiona que tus dientes no destaquen dentro de tu boca porque, visualmente, predomina el tejido gingival o se notan las raíces de tus dientes.

Conoce los procedimientos para mejorar tus encías

Gingivoplastia 

Para corregir problemas relacionados con el tamaño y la forma de tu sonrisa, puedes realizarte una gingivoplastia

Este es un procedimiento ambulatorio que modifica el contorno de la encía. Se realiza en ausencia de enfermedades periodontales y permite remoldear el tejido gingival para devolverle su forma fisiológica.

Se utiliza principalmente cuando tienes una sonrisa gingival o para corregir el tamaño del diente y aportar mayor luminosidad. De allí que también se considere un procedimiento de apoyo en el diseño de sonrisa.

La gingivoplastia también se puede utilizar para casos en los que existe recesión gingival. Es decir, cuando el tejido se encuentra alejado del diente, haciendo necesaria la realización de un injerto de encía.

Cirugía de márgenes

La cirugía de márgenes nos permite nivelar tus encías en forma y altura. Esto mejora el contorno de tus dientes haciéndolos ver más grandes y consiguiendo una sonrisa armoniosa. 

Este procedimiento se recomienda si tu odontólogo desea conseguir: una sonrisa armoniosa o continua, una línea gingival que siga la forma del labio superior o una relación proporcional óptima para un solo diente, entre otros.

El diseño de sonrisa puede ayudarte en este caso

Te invitamos a conocer en este enlace este y otros procedimientos que usamos en la Odontología Marlon Becerra para el diseño de sonrisa. 

Injerto de encía

También se considera como una gingivoplastia pero, en este caso, en vez de cortar se injerta tejido. Es una cirugía mínimamente invasiva, donde se extrae tejido de una parte blanda y se cubre con él la raíz dental que ha quedado expuesta o un implante descubierto. 

Este procedimiento puede realizarse de dos formas diferentes:

Colgajo de reposición coronal

En este caso se toma la encía cercana a la zona a trabajar, se levanta y se estira para cubrir la raíz periapical.

Tomar tejido palatino

Cuando el tejido de la encía no es suficiente para realizar el colgajo de reposición coronal, se extrae una muestra de tejido del paladar y se injerta en la zona afectada.

Conclusión

Las encías pueden presentar diferentes condiciones de salud o estéticas que afectan su apariencia. En consecuencia, te harán sentir incomodidad y vergüenza al sonreír o hablar en público.

Cualquiera sea tu caso no debes preocuparte. Dependiendo del tipo de problema que presentes tus encías podrás realizarte procedimientos como la cirugía de márgenes o el injerto de encías, que ayudarán a crear un mejor diseño de tu sonrisa.

Antes de realizarte cualquiera de ellos, debes consultarlo con un Odontólogo en periodoncia. Quien identificará y corregirá cualquier enfermedad previamente a la intervención.

Contáctanos, revisar la salud de tus encías y mejorar su apariencia estética.

Artículos relacionados 

Enfermedades periodontales. Razones para alarmarse

Encías sanas antes de la ortodoncia

Beneficios de realizarte una limpieza dental