5 razones para optar por puentes dentales

5 minutos de lectura
Los puentes dentales sustituyen los dientes faltantes
Julian Castillo – Paciente Marlon Becerra

Si careces de uno o varios dientes, seguramente quieres saber qué es lo mejor para solucionar este problema, ¿los puentes dentales o los implantes dentales? Aunque ambos tienen sus beneficios, en este artículo nos centraremos en los primeros.

Sigue leyendo y descubre cómo sustituir las piezas dentales que faltan en tu boca. Te damos 5 principales razones para usar puentes dentales.

¿Por qué son necesarios los puentes dentales?

Por más que parezca que podemos vivir sin algunos dientes, lo cierto es que la ausencia de piezas dentales puede traer serios problemas. Especialmente cuando es posible que las consecuencias tal vez no se noten enseguida, sino a mediano plazo.

Cada diente tiene su cavidad, un tejido blando sobre el que se sostiene y un espacio en las encías. Cuando una pieza falta, el resto puede reacomodarse para ocupar el área del diente perdido. 

Dificultades en la mandíbula, deformaciones en la mordida, riesgo de infecciones, problemas de higiene y hasta problemas para procesar los alimentos, son algunas de las secuelas que puedes llegar a tener, de no sustituir el diente extraído.

En este sentido, colocar puentes dentales para que el área deje de estar expuesta, luce como una decisión razonable. Se trata de protegernos ante esos posibles efectos negativos. 

Ahora que estás consciente de la necesidad de reemplazar los dientes faltantes, puedes tener dudas sobre qué opción es mejor. Para resolverlas, debes analizar varias cosas. Entre ellas:

  • ¿Solo falta un diente o hay varias piezas faltantes?
  • En caso de ser solo una, ¿se trata de un colmillo?
  • ¿El diente extraído sufrió erosiones y esta fue la razón de su retiro?
  • ¿Hay algún daño visible en la encía?

Obtenidas las respuestas a estas interrogantes, podrás decidir. Si te faltan varias piezas, los puentes dentales son lo más recomendable. Si es solo una, y se trata de uno de los colmillos, también.

Si ya se aprecian daños en la encía, o si el diente extraído tenía erosiones graves, un puente dental se hace imperativo. De lo contrario, habrá alto riesgo de que el paciente desarrolle enfermedad periodontal, bruxismo y mayor posibilidad de caries.

En la siguiente lista puedes ver las principales razones por las que debes optar por los puentes dentales

1. Problemas con los maxilares

Son muchos los problemas que pueden presentarse en tu mandíbula: el bruxismo, la maloclusión, el deterioro del hueso y alteraciones en el sistema masticatorio. Por suerte, los puentes dentales son una buena forma de resolverlos. 

La sustitución de dientes faltantes con un puente dental, ataca el problema de raíz; resolviendo la necesidad de rellenar el espacio vacío que dejaron los dientes perdidos. Volverás a sonreír y le devolverás la rutina habitual a tu sistema masticatorio.

Además, protegerás tus dientes al evitar el desarrollo del bruxismo y otros hábitos involuntarios. 

2. Para cubrir un diente amarillo o gris 

No siempre debes haber perdido una pieza dental para pensar en un puente. Por el contrario, ya con la aparición de ciertos síntomas en tus dientes puedes ir tomando la decisión. Una de esas señales es que tengas dientes amarillos o grises.

Tener dientes manchados puede ser reflejo de muchas cosas, como el inicio de una caries, la próxima aparición de periodontitis o incluso la llamada necrosis pulpar. Sea cual fuere el caso, debes considerar con tu dentista si es hora de ponerte un puente dental para resolverlo.

3. Para corregir un defecto de mordida

Un defecto de mordida severo, conocido clínicamente como maloclusión dental, puede requerir del retiro de uno o varios dientes. Por lo general, esto pasa cuando la mordida ya está muy distorsionada y, cuando la perspectiva futura es que se deformará más.

Por lo tanto, como parte del tratamiento de corrección de la mordida del paciente, se puede utilizar un puente dental. Estas piezas hechas a la medida no solo van a sustituir a las extraídas, sino que contribuirán a la recuperación de la mordida del paciente.

4. Cubrir falta de dientes

El uso más común que se da a los puentes dentales es el de cubrir dientes faltantes. Sin embargo, aquí es donde muchos dudan, puesto que un simple implante dental puede cumplir la misma función. 

Los puentes dentales son una opción menos invasiva que los implantes. A diferencia de estos últimos, los puentes no sustituyen la raíz del diente original, si no que se apoyan sobre los dientes existentes, por lo que su adaptación es rápida e indolora. 

5. Es una prótesis fija

Los puentes dentales no deben removerse. El dentista los fija usando como punto de apoyo los dientes vecinos. Lo que representa una increíble ventaja, ya que no tendrás que invertir tiempo en retirarlos.

Cosa que sí ocurre con otro tipo de soluciones, como las tradicionales planchas o las prótesis parciales removibles. 

Conclusión

Los puentes dentales son una buena opción para sustituir alguna pieza faltante entre nuestros dientes. 

Es un procedimiento menos invasivo que un implante dental, aunque igual de efectivo y funcional. 

Un puente puede cubrir un diente amarillento o grisáceo. 

También puede resolver problemas de mordida o defectos de mandíbula. Al mismo tiempo, se trata de una prótesis fija y funcional que nos ahorra tiempo en nuestra rutina diaria. 

Con los profesionales correctos, colocar un puente dental es un procedimiento sencillo.

En  Odontología Marlon Becerra tenemos más de 30 años colocando puentes dentales de manera exitosa. Trabajamos para que Colombia y el mundo entero sonrían. Contáctanos

Artículos relacionados:

12 preguntas que seguro tienes sobre los implantes dentales

Carillas dentales y cómo pueden mejorar tu sonrisa

¿Qué son las prótesis dentales y cómo te pueden beneficiar?